15 abril 2020 LIFETIME

Movimientos alrededor del mundo: qué pasó y cuál es su status actual

Son palabras fuertes y de mucha carga social: acoso sexual, violencia de género, desigualdad de oportunidades. Pero más allá de ser solo palabras, son, junto con el abuso y la violación, estandartes de lucha de movimientos vigentes que hoy están uniendo a mujeres alrededor del mundo de todas las edades.

Quizás sean muchos quienes piensen que solo hay que dar gracias a la creación del hashtag que ha permitido reunir a quienes comparten inquietudes y formas de pensar en plataformas como Instagram, Twitter, Facebook, TikTok, etc.

Y que todo esto de ir “en contra” es nuevo, de millenials. Pero las redes sociales son solo el espacio más reciente para albergar la larga trayectoria de la lucha de las mujeres por la igualdad y la justicia.

Una lucha por derechos y en contra de flagelos, estereotipos, y comportamientos aberrantes.

A fines del siglo XIX, los movimientos femeniles en todo el mundo occidental buscaron mediante protestas cambiar las leyes buscando el voto, el derecho a la educación y a una formación profesional remunerada. En México, estos dos últimos se ganaron en 1888 pero fue recién en 1953 cuando se dieron las reformas que confirmaron el derecho de las mujeres al voto.

El movimiento de sufragismo dio paso al feminismo del siglo XX. A partir de entonces, este camino dejó en claro que la solidaridad va de la mano a la igualdad. Las mujeres entendieron que tenían que unirse para lograr los cambios que tan ansiosamente buscaban.

En las décadas de los años 60 y 70 se fueron derribando barreras sociales y profesionales para las mujeres. Cuando el año 1975 fue declarado Año Internacional de la Mujer por la ONU, se confirmaba que la igualdad de género en todos los ámbitos era la meta deseada y justa en el mundo entero.

>Pero había que lograr que cada país revisara y redactara las leyes que harían de esta meta una realidad.

A esta tarea se dieron organizaciones de mujeres en las décadas de los 80 y 90 localizadas en las capitales de Latinoamérica. Eran solo un puñado de organizaciones no gubernamentales “feministas” en cada país buscando el cambio. Las protestas eran difíciles de organizar por la vía telefónica y sus mensajes se publicaban en folletos y revistas de circulación limitada a las grandes ciudades. Pero el trabajo organizado dio sus frutos y abrió el camino para que hoy, casi 20 años después –y gracias al acceso a la internet–sean muchas las opciones abiertas a las mujeres de encontrarse con otras que compartan sus mismas voces ya sea en las plazas públicas, en instituciones del gobierno en pro de la mujer o en espacios digitales.

Hoy, una mujer puede hallar el apoyo de otras, tiene donde ir para buscar defender sus derechos. Existen asociaciones de mujeres que trabajan buscando el cambio en áreas puntuales del sistema legal que garantizará la igualdad de género. Algunas son agrupaciones que buscan la igualdad en el ámbito netamente profesional otras de la sociedad en general.

Así, han surgido movimientos en Latinoamérica en 2015 como Ni una Menos en Argentina y Ni Una Más en México logrando “traspasar las fronteras, ser la expresión de una voz colectiva y enfrentar el poder patriarcal que estructura nuestra sociedades” adelantándose a lo ocurrido en 2017 en Estados Unidos con el #MeToo.

El movimiento #MeToo busca desde 2006 sacar adelante leyes que prohíban y castiguen delitos contra la mujer como el abuso de poder, hostigamiento y violencia sexual en el ámbito laboral. Este movimiento busca defender a mujeres cuyo crecimiento profesional fue detenido o afectado a raíz de avances sexuales no deseados.

También en el ámbito profesional está #TIMESUP, que desde 2018 ha reunido 22 millones de dólares gracias a los más de 800 abogados y mujeres famosas en Hollywood que aportan dinero para cubrir los gastos de procesos en defensa de mujeres que han sufrido acoso y hostigamiento sexual en las cortes de todo el mundo.

En México ha surgido #YAESHORA como una iniciativa en búsqueda de la igualdad laboral en la industria audiovisual para crear espacios de trabajo libres de violencia, igualdad y representación de la mirada femenina dentro de las narrativas.

El espacio se ha abierto y se nutre de mujeres decididas a hacerse valer y respetar ya sea en pequeñas asociaciones en aldeas remotas o en briosas organizaciones en las grandes ciudades. El esfuerzo conjunto está acercándose a la meta de la igualdad. Para la celebrada actriz mexicana Yalitza Aparicio«Lo más importante es que nosotras, como mujeres, siempre podemos salir adelante.”

Creative Design
from Brooklyn

We welcome you to contact us for more information
about any of our products or services.