4 abril 2020 LIFETIME

Mujeres en el cine y la televisión: paridad y perspectiva

Ha tardado mucho en afianzarse, pero la valoración de historias desde la perspectiva femenina en el cine y la televisión se sigue consolidando. Esta demora es casi increíble, si tomamos en cuenta que ya en el año 1896, cuando el cine apenas se iniciaba, una mujer dirigió su primer filme para la compañía productora y distribuidora de películas francesa Gaumont.

Alice Guy Blache dirigió, produjo y supervisó 1000 películas de ficción y fue la primera mujer en fundar y dirigir un estudio de cine en 1910. Todas sus películas se enfocaron en historias desde la perspectiva femenina.

Para entonces el feminismo, como movimiento, ya había comenzado en la convención de Seneca Falls en Nueva York donde 300 hombres y mujeres elevaron su voz en pro de la igualdad en 1848. Cuando en 1928 la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos inicio la entrega del premio Oscar, las mujeres habían visto en Alice Guy una inspiración. Pero solo seis mujeres ganaron en los primeros 20 años del premio Oscar como guionistas, compositoras y editoras de películas.

Mientras tanto, en México, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas instaura el premio Ariel en 1946. En sus dos primeras ediciones se reconoce el trabajo de mujeres pioneras como Gloria Schoemann, editora del film Enamorada (1947) y Yolanda Vargas Dulché autora del argumento original de Cinco rostros de mujer (1948). La búsqueda por contar historias desde la perspectiva femenina crecía a la par de la industria cinematográfica.

En 1975 se publica el ensayo “Placer visual y cine narrativo” de la profesora universitaria inglesa Laura Mulvey donde pone en evidencia un desequilibrio de poder en el cine. Laura Mulvey advierte que la “mujer objeto” existe a partir del predominio de la “mirada masculina” que traen los directores a la pantalla. Desde ese momento, se hace imperativo incorporar la mirada femenina en el cine. Este documento crea mayor conciencia entre las profesionales de la industria del potencial de historias que aún faltan realizar. Asi, surgen en los Estados Unidos empresas como Women Make Movies, con la misión de producir y distribuir películas hechas por mujeres.

También en 1975 se funda el Centro de Capacitación Cinematográfica en la Ciudad de México, uno de los principales semilleros del talento mexicano. Entre sus profesores se encuentra Maria Novaro, la directora mexicana de cine considerada como la pionera en la industria, que ha dirigido filmes como Azul celeste (1988), Lola (1989), Danzón (1991), Otoñal (1992) y El Jardín del edén (1994). Entre sus egresadas están las cineastas Elisa Miller, Tatiana Huezo Sánchez y Mariana Chenillo, quienes han sido reconocidas en festivales en todo el mundo.

Gracias a la creación de cursos y programas universitarios enfocados en el estudio del feminismo y el cine, en los años 80 y 90 en todo el mundo, se “redescubren” mujeres pioneras en diversas áreas y se inspira a la nueva generación. Además, se investiga y rescatan las obras de muchas mujeres en industrias dominadas por los hombres, y se empieza valorar el invertir en programas que faciliten oportunidades a mujeres productoras y directoras.

En las últimas décadas el avance ha continuado hacia la igualdad de género en el ámbito cinematográfico. Son varias las instituciones que han asignado recursos de investigación para mantener la vigilancia en la contratación de mujeres en el cine y la televisión en los Estados Unidos.

Ejemplo de ello es el Centro del Estudio de la Mujer de la universidad estatal de San Diego, que anualmente evalúa el equilibrio entre roles y personajes femeninos versus masculinos y publica estos resultados a partir de la revisión de todos los programas de televisión y películas producidos en los EEUU.

En un estudio reciente del renombrado centro Annenberg, se examinaron las 1,300 películas top estrenadas entre 2007 y 2019. Los investigadores encontraron que solo el 4.8% de los directores son mujeres. Los investigadores de ambos centros coinciden en nota que partir del 2019, todo apunta a que este porcentaje continuará en crecimiento.

En cuanto a la dirección y producción para la televisión, el panorama para las mujeres es mejor que en el cine. Según un reporte de la unión de directores (DGA por sus siglas en ingles) en 2019, por primera vez, ellas han dirigido la mitad de todos los episodios producidos para la TV en los Estados Unidos. De hecho el canal Lifetime, enfocado en programación orientada a la mujer, ostenta el récord de contratar la mayor cantidad de mujeres directoras: el 78% de las películas que produce son dirigidas por mujeres. El promedio es de 17 por ciento en esta categoría.

La labor de avanzar y lograr la igualdad de género en el cine se mantiene vigente gracias a diversas organizaciones que combinan el feminismo con la pasión por contar historias, como Girls Club, ReFrame, Women In Film y Women and Hollywood. Esta última está enfocada en dar seguimiento al 5050×2020 Pledge firmado por los organizadores de más de 60 festivales de cine a nivel internacional incluyendo los de Cannes, San Sebastián y Berlín. En este documento los organizadores se comprometen a programar y publicitar igual número de películas producidas y dirigidas por hombres y mujeres.

En México ha surgido #YAESHORA como una iniciativa en búsqueda de la igualdad laboral en la industria audiovisual para crear espacios de trabajo libres de violencia, igualdad y representación de la mirada femenina dentro de las narrativas.

En la más reciente edición del Festival Internacional de Cine de Los Cabos, la actriz mexicana nominada al Oscar Yalitza Aparicio presentó la iniciativa de #MujeresFantásticas que busca abrir la discusión en torno a como crear espacios inclusivos en la industria del cine, a ambos lados de la cámara.

Gracias a los esfuerzos de estas entidades comprometidas con llevar a las pantallas las historias sobre mujeres por mujeres, la búsqueda de la igualdad de género va por un camino que parece estar acelerando.

Creative Design
from Brooklyn

We welcome you to contact us for more information
about any of our products or services.